Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Madeira#174

Jardines Botánicos/Botanical Gardens

«ALGUNOS DE LOS JARDINES BOTÁNICOS MÁS BONITOS DE EUROPA»

Aunque por las condiciones climáticas muchos de los jardines botánicos más exuberantes del planeta se encuentran fuera de Europa, tenemos en nuestro continente algunas muestras maravillosas, y con historias fascinantes tras ellos.

Los jardines se pueden considerar como la expresión estética de la belleza a través de la naturaleza y del arte, la expresión de una filosofía individual o cultural y, en ocasiones, una demostración de estatus u orgullo nacional en paisajes privados o públicos. Un jardín es un arte frágil, efímero y que desafía al tiempo. La paz que transmiten y la satisfacción de observar ejemplares naturales únicos que, de otro modo solo podríamos visitar en selvas tropicales o en lugares recónditos del planeta, es enorme para cualquier amante de la naturaleza.

Todas las sociedades imaginaron su ideal de locus amoenus. Este “lugar idílico” como tópico social y literario está presente en las sociedades humanas desde el Jardín del Edén bíblico, pasando por los estanques con flores de loto representados en las tumbas egipcias, los jardines colgantes de Babilonia que ordenó construir Nabucodonosor II, los jardines de la Academia de Atenas, los de Ptolomeo en Alejandría, los de las villas romanas, y los construidos por los árabes en España, como representación terrenal del paraíso que el Corán promete a sus fieles. En China los jardines surgen como lugares de aislamiento y contemplación de los elementos naturales, según la filosofía taoísta, y en Japón se crean aristocráticos jardines minimalistas y austeros jardines zen en los templos.

En la Europa actual, casi todas las grandes ciudades ofrecen jardines botánicos para deleite de sus ciudadanos y visitantes, siendo el más famoso, sin duda, el de los Kew Gardens de Londres. No obstante, podemos encontrar otros menos conocidos y menores en tamaño y variedad, pero ofreciendo cada uno su propia y gran personalidad.

Visitaremos primero el más famoso para ir luego a los menos conocidos Monte en Madeira, Terra Nostra en Azores, el Palmeral de Elche y su Huerto del Cura, para acabar en el recoleto Jardín de Arganzuela, ubicado en una nave del antiguo Matadero de Madrid …

Deja un comentario